Flujo y reflujo de la cerámica, de Mallorca a Nápoles y de Nápoles a Mallorca

Flujo y reflujo de la cerámica, de Mallorca a Nápoles y de Nápoles a Mallorca

Señoras y Señores amigos todos, en principio, me permito rogarles una cierta benevolencia, pues, el tema que propongo desarrollar, no encaja en exceso con el motivo esencial de estas conferencias. El tema que propongo desarrollar pertenece a otra orbita, otro mundo, el de la cerámica, aún que también ligado ciertamente  entre  poder y comercio en definitiva  progreso, entre  Mallorca y Nápoles.  En la historia de la cerámica contemplada a través de  su técnica o procedimiento –  y simplificando algo – existen tres grandes bloques que dinamizan su forma de ser: Uno de ellos viene por lo general, reconocido y aceptado por los estudiosos más prestigiosos desde hace mucho tiempo como Cerámica de Mayólica. Se trata de una cerámica con características muy particulares de gran vistosidad por el colorido que aporta su imagen. Ello fue posible por la incorporación en su mezcla de una proporción adecuada de “oxido de estaño”. La idea de ello, sin duda alguna, se atribuye a la aportación del  mundo musulmán, que la introduce  sistemáticamente en todo su espacio de dominio, en la península Ibérica a partir del año 711. Leer más